APORTE DE SER RELATOR DE WORKSHOP

Dentro de las variadas actividades de PMI, los WorkShop entregan una excelente posibilidad de crecimiento profesional y personal a nuestros miembros. Las temáticas que pueden ser expuestas van desde investigaciones, estudios o experiencia profesionales en el ámbito de la Gestión de Proyectos bajo los lineamientos que difunde PMI.

Mi experiencia siendo relator de WorkShop ha sido muy positiva, ya que el preparar algún tema y exponerlo sin duda alguna nos hace crecer y mejorar en un área de habilidades que los directores de proyectos deben tener presente: La Oratoria.

Cuando hablamos de la oratoria estamos hablando del arte de la palabra, de cómo una persona es capaz de transmitir un mensaje hablando, comunicando a un público, a un grupo de personas o un individuo. La clave está en la capacidad del emisor para convencer a un receptor.  En el caso de los WorkShop será una audiencia de muchos individuos fuera de un ámbito de proyecto, pero por lo general el Director de Proyectos deberá expresar lineamientos, entregar órdenes, explicar objetivos y en estas situaciones se torna crucial saber llegar con un mensaje claro y preciso cuando se dirige  a un equipo de proyecto.

Lo importante de esto es la capacidad del Director de Proyecto para hacer llegar aquello de lo que habla. Para ello existen varios elementos que son fundamentales para que lo que se dice llegue al público o equipo de proyecto.

Por un lado son importantes los conocimientos que tenga sobre el tema o mensaje que se quiere transmitir.

Por otro lado, usar frases hechas, que hacen que la persona se sienta más identificada no sólo con el orador, si no lo que se dice, asociándola con la cultura popular, muy importante en cualquier sociedad. A esto también hay que añadir que el orador ha de utilizar un buen tono de voz, modularla de manera inteligente, etc., es decir utilizar todos los recursos que le aporta la lengua, la lingüística y la dicción.

Ahora bien, ¿Cómo llegar a ser un buen orador? Practicar, planificar y conocer a nuestro público son los principales ingredientes. A partir de ahí hay algunos consejos que nos ayudarán a dejar huella. Nuestra puesta en escena debe:

  1. Aportar un discurso con una única idea y/o objetivo principal, y que la audiencia lo conozca desde el principio
  2. El discurso debe estar estructurado, no dejemos nada al azar, ni los chistes
  3. Es importante establecer una relación con el público
  4. Mostrar entusiasmo
  5. Que sea visual, “no se trata de los números, es lo que significan los números” (Steve Jobs)
  6. Guarda lo mejor para el final

Alejandro Galleguillos Rosales

 

Director de Desarrollo Profesional

Project Management Institute – Antofagasta

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *